CRÓNICA | Segundas partes nunca fueron buenas (27-29)

  • El Balonmano Triana cayó ante Colomer Dental Algeciras por una espantosa segunda parte

Si hay un equipo que lleve a raja tabla el viejo dicho “segundas partes nunca fueron buenas” ese es el Balonmano Triana. Una jornada más, el conjunto hispalense cayó ayer -esta vez en su feudo- por una pésima segunda parte. Su verdugo, Colomer Dental Algeciras, llegó a El Paraguas con la idea de combatir duro. Y vaya si lo hizo. De hecho, el contexto era el mismo para ambos: dos conjuntos recién ascendidos a la categoría y con dificultades para adaptarse a ella.

© FOTO: Reflejo de la impotencia trianera / VIPdiario

Desde el comienzo del encuentro, la igualdad se reflejó sobre la pista. La primera media hora de partido fue de los trianeros, que terminaron con un marcador de 16-13. Hasta aquí todo era positivo. Tal y como viene sucediendo, los de Jorge Caro dieron su 100% en la primera mitad. Jugadas elaboradas, llegando desde la banda hacia el centro y finalizando en gol. En la segunda parte, el equipo sufrió un deja vu. Sea por tensión, físico, ansiedad o nervios, los trianeros volvieron a pegar el bajón.

Nada más comenzar, los algecireños recortaron distancias (17-15) e hicieron palpable la tensión en el encuentro. En el minuto cuatro de la segunda mitad, los visitantes se quedaron con un jugador menos durante los dos minutos correspondientes a la sanción. Incluso así, el Triana desaprovechó la situación para aumentar las distancias. Un fallo que se costaría caro al término del encuentro. Más todavía si los errores defensivos reaparecen. Sirviéndose de ellos, los gaditanos recortaron más la distancia en el luminoso (20-19).

Para tratar de redirigir el rumbo, Caro pidió tiempo muerto con el claro objetivo de asentar y mejorar la colocación en el campo de sus pupilos. De nada sirvió. Algeciras se hizo consciente de la debilidad trianera. Gracias a su férrea defensa y a la falta de acierto de los sevillanos, los de Chano consiguieron empatar el encuentro. La motivación trianera quedó por los suelos y con ella la solidez de la línea defensiva. ¿Desenlace? Pueden imaginarlo: remontada (22-23).

En la desesperada por recuperar el liderato en el marcador, el Triana volcó sus esfuerzos en el ataque. Sin embargo, los errores arriba tienen su precio abajo (26-28). Algeciras vio su oportunidad y por medio de fulminantes contragolpes aumentó la diferencia a dos goles.

El partido concluyó con victoria gaditana (27-29). De nuevo, se escaparon dos puntos claves. Esta vez ante un rival directo. Trabajo, trabajo y más trabajo le queda, por consiguiente, al conjunto hispalense para fortalecer sus debilidades y adaptarse de una vez por todas al ritmo de la Primera División Estatal.

 

© FOTO: VIPdiario

 

Powered by Live Score & Live Score App