La nueva UCI infantil del Virgen Macarena duplica sus espacios

  • Permitirá el acompañamiento de los menores durante las 24 horas
  • La consejera de Salud ha visitado estas dependencias en las que la Junta ha invertido cerca de 400.000 euros

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha visitado hoy la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla tras una reforma integral de sus dependencias que ha permitido duplicar los espacios y ampliar a 24 horas la posibilidad de acompañamiento de los menores, lo que influirá de forma positiva en la recuperación del niño, al reducir su ansiedad y estrés en momentos de especial dificultad. Tan sólo cuando se requiera realizar un procedimiento o técnica específica, y por indicación del profesional de la UCI, se indicará a madre, padre o familiar directo que acompañe al menor que no esté presente.

La Junta de Andalucía ha invertido cerca de 400.000 euros para acometer esta reforma que incorpora las prestaciones más actuales y que posibilita al centro hospitalario aumentar el nivel de respuesta de esta Unidad. Asimismo, la modernización de los espacios, distribuidos en 180 metros cuadrados dentro del Área de Pediatría, garantiza una mayor intimidad, luminosidad y un mayor confort para pacientes y familiares, así como para los profesionales, que cuentan con espacios más amplios para desarrollar su trabajo diario.

La UCI cuenta con seis boxes, destinando uno de ellos para el aislamiento físico que requieran menores con procesos infecciosos graves o inmunodeprimidos y otro para procedimientos como endoscopias digestivas, fibrobroncoscopias, biopsias renales, artrocentesis, suturas de heridas mayores y otras técnicas que precisen sedoanalgesia. Anualmente, los profesionales de esta Unidad atienden en torno a 300 pacientes críticos y realizan 130 procedimientos.